viernes, 4 de marzo de 2011

CRÓNICAS NO - LABORALES



“Riiiiiiiiiiiiiiiiiing”  Gritaba el teléfono. Yo estaba tratando de pintarme las uñas de mis 4 patas cuando volé para contestar.
Bueno, con la señorita Catarina? Decía una voz en el teléfono.
“Ella habla” Respondí de manera “profesional”.
“Seguramente, es para una entrevista de trabajo” Pensé, y de inmediato transforme mi voz, e incluso hasta mi postura de la espalda  aunque claro, no me pueden ver  uno debe creérsela de todas a todas, para ser “completos” en el asunto de las dichosas contrataciones.

Me citaron en un lugar apartado de la ciudad, la vista era hermosísima y el edificio estaba nuevo.
Nos mudamos a un lugar mas grande” Dijo mi entrevistador antes de que yo preguntara algo al respecto.
Unos grandes perros amarrados en cada esquina del recinto, ladraban ferozmente.
Cuidadores, aun no ponemos la reja, y se han metido” Justificó al ver mi cara de horror.
Y dígame, ¿Qué nos puede ofrecer?”  Dijo frotándose las manos.
Quede atónita, ¿pues no se supone que para eso es el mentado Curriculum?
Al ver mi cara de asombro, el respondió de inmediato:
Claro, sé perfectamente sus aptitudes, pero quería saber, a qué se compromete…”
Pos que no esta implícito en el momento de acudir a su cita?” Pensé ya con recelo.
“Me interesa esta rama de la construcción” Dije sin mentir, era cierto, me fascinan los tractores y las máquinas a una Catarina siempre le conmueve la tecnología sobre todo la que está al aire libre…

“Si, si, pero, quiero saber, que tan dispuesta esta, que tan comprometida..verá..nosotros no la podremos contratar directamente, ya sabe, el asunto de crear antigüedad esta pasado de moda, y ahora usamos dos empresas que la contratarán dándola de alta en el Seguro Social con el sueldo mínimo, esto, la perjudica al envejecer, pero eso no debe importarnos en el presente. Y si lo ve del lado positivo, pues tampoco le vamos a “descontar” todo, usted podrá tener casi su sueldo intacto, y bueno, no hay caja de ahorro tampoco, en realidad, aquí las condiciones  laborales que son legales son las básicas para que no nos cierren el “changarro”, Y por último; como no sé si ud realmente nos servirá, pues le ofrezco un sueldo menor el primer mes, digo, de prueba …esta ud dispuesta”?

“No pues asi que me la maneja tan lindo, mas bien debió de preguntarme desde la llamada telefónica:¿Que tanta hambre tiene ud.  para permitir que le neguemos sus derechos laborales?”

Y asi, cerré el mejor negocio de mi vida......conservando mi libertad.

5 comentarios:

  1. Ay catarina, y nunca te tocó lo que al Fénix, -usteeeeeeed por cuanto lo hace- :O y eso enfrente de otro guey que competía por el mismo puesto.

    Se agandallan, hay que buscar la manera de autoemplearse, así uno se conserva sino feliz, al menos puro.

    SAludos y ániumo, no toda la fruta esta vendida.

    ResponderEliminar
  2. si...esta ca-ñón...pero por suerte, tenemos de nuestro lado, la burla de no ser así, juro ante todos los dioses existentes y no existentes que ya me hubiese vuelto completamente loca! JAJAJAJAJAJAJ

    ResponderEliminar
  3. Eso o beberías todos los días para olvidar, que viéndolo bien, tampoco esta tan mal, y ya puestos en eso, lo mejor sería trabajar para una cervecera, así evitas el intermediario, podrías pedir tus cajas de ahorros en cartones de chelas.

    ResponderEliminar
  4. que historia tan triste de saber que es realidad catarinita, pero actuaste bien y saliste libre, volando sana y salva...como debe de ser...ademas yo se lo que se siente me ah tocado..pero uno siempre sale adelante es su obligacion como insecto, como catarinita o escarabajo...si van en compañia es mucho mejor..nos vemos mas al rato preciosa, besitos

    ResponderEliminar
  5. Ay que lindo mensaje escarabajito mio, y tienes razón, no importan las circunstancias si uno tiene con quien volar :)
    te amo mucho y ya quiero verte para abrazarte!

    ResponderEliminar